Con solo 13 años se embarazó de un sacerdote sin imaginar lo que le esperaba en su pueblo.

No sé si usted alguna vez se ha podido imaginar esta pregunta ¿qué pasa cuando la ignorancia y la intolerancia se juntan? Pues, sin duda, el resultado se va traduciendo a hechos terribles y actos crueles demostrando que la sociedad atraviesa por un terrible momento.

Este es el mismo caso que ha dejado en pánico a muchos y el cual ha dejado de que hablar alrededor del mundo. Se trata de una niña de apenas 13 años de edad llamada  Rosa Villar  esta fue quemada viva en una pequeña localidad en san bautista de Tuxtepec en el estado de Oaxaca ( México), según redacto el diario despierta dominicano.

Sin dar muchos rodeos, es una gran importancia crear conciencia en las personas en base a estas historias, cabe destacar que el artículo puede tener algún material sensible para algunas personas y se aconseja mucha discreción.

Pues ella es Rosa Villar la niña que fue quemada a causa de la ignorancia de la población, siendo estos últimos quienes llevaron a cabo el acto en las calles de la pequeña localidad en Oaxaca.

Es ciertamente, la gota que derramó el vaso fue la declaración de la misma madre de la niña quién afirmo que  la niña estaba embarazada y que el padre del niño era un sacerdote. Sin tener pruebas algunas, y con simples afirmaciones la comunidad creyó la declaración y procedieron a  realizar justicia por sus propias manos. Pero  esta vez no con el sacerdote, sino con la menor de edad.

Pero por otro lado, la niña menor fue llevada hasta la propia plaza del pueblo, en donde los habitantes empezaron a golpearla e insultar a la niña, más de un centenar de personas estaban de ahí y respaldaban estás acciones y nadie fue capaz de decir ya basta a esta macabro acto.

Lamentablemente  para finalizar  fue un hombre quién roció con gasolina a la menor y le prendió fuego. “Le estamos dando su merecido y poniendo el ejemplo a los demás pueblos”. Así declararon lo que se encontraban allí.

Se escuchaban gritos diciendo. “Quemen a los pecadores”…  ¡Wow qué trágico lo de esta niña!

Desgraciadamente, las autoridades correspondiente llegaron bastante tarde a tomar el control en la pequeña localidad y la niña lamentablemente perdió su valiosa vida.. Y el mismo pueblo  se dedico a encubrir al hombre que le prendió fuego a esta niña.

Lo cierto es que el título personal, todo nuestro equipo podemos entendemos que cada lugar con su cultura y costumbres. Pero algo como lo que se le hicieron o a esta pobre niña, no tiene perdón de Dios.

Dios es el único señor que puede juzgarnos, no ningún otro individuo imperfecto. A penas era una niña; tenía toda una vida por delante lo malo que probablemente hubiese hecho. Todos en la vida merecemos una oportunidad. Pero la vida, vale tanto que no hay nada igual. Paz a sus restos y que Dios sea el que dicte la sentencia de este caso.

Pero nuestra opinión pudiera parecer un tanto incómodo para algunos de nuestros lectores. Así que por favor, nos gustaría que comparta lo que opina tú sobre este caso. Te prometemos que respetaremos tus comentarios.

Compartir