Si padeces de dolor en los huesos, y te sientes cansado, esta bebida te para de la silla.

Para estos últimos tiempos, cada día que pasa son más las personas que están sufriendo de problemas en los huesos. Todo aquello indica que el estilo de vida sedentarismo. La mala alimentación también incluye y hábitos  como fumar o alcohol.

Eso  ha influido en el aumento de personas con este problema. Otro patrón de personas que lo suele sufrir son las mujeres que han entrado en la misma etapa de la menopausia. Esto ocurre porque ya su cuerpo ahora disminuye la producción de estrógeno. Esta misma hormona es la que permite la correcta absorción del calcio.

Cuando el estrógeno no es el adecuado, el cuerpo no puede absorber este preciado mineral para la salud de los huesos. Como resultado, entonces este  se comienza a tener problemas de los huesos. Para evitarlo, no hay nada mejor que tener un estilo de vida saludable.

Te puede interesar:Conoce todo lo que puede hacer por tu belleza el vino tinto, apuesto a que nunca lo pensaste.

Este estilo de vida podría  incluir una alimentación balanceada y un plan de ejercicios. No obstante, también podemos ayudarnos con los remedios naturales. A continuación, te mostraremos uno y te diremos los beneficios de cada uno de sus ingredientes.

Espinacas

Esta verdura se encarga de regalar en su mayoría de agua y proteínas. Es baja en grasa e hidratos de carbono. No obstante, tiene un gran contenido de vitamina A, C, E y K. Al mismo tiempo, esabundante en fibra, ácido fólico y vitaminas del grupo B. También cuenta con calcio, potasio, manganeso, fósforo, hierro, y magnesio. Por si fuera poco, cuenta con propiedades antioxidantes esto se debe a la presencia de flavonoides y carotenoides.

Pomelo

Este cítrico también está compuesto en su mayoría de agua (un 90 %). Además, por casa 100 gramos solo posee 32 calorías, 7 gramos de hidratos de carbono, 0,6 proteínas y 0 grasa. Por el contrario, nos regala una  un sin número de vitamina C, fibra, calcio, potasio y magnesio.

Apio

Está formado en un 95 % de agua y tiene un gran contenido de vitamina B1, B2, B6, B9, C, E y betacaroteno. También cuenta con minerales como el zinc, azufre, cobre, aluminio, calcio, hierro, silicio, manganeso, fosforo y magnesio.

Manzana verde

La manzana verde es abundante en Fitonutrientes, ácido fenólico y flavonoides. También cuenta con vitamina A, B y C. Al mismo tiempo, es abundante en proteínas, calcio esencial para los huesos, zinc, hierro, pectina, fosforo, potasio, magnesio y sodio.

Jengibre

El jengibre es abundante  en aminoácidos esenciales, así como en fibra y vitamina C. También posee con minerales como el cobalto, manganeso, zinc, boro y aluminio. De la misma forma  nos da un sin número de antioxidantes, quercetina, capsaicina y aceites esenciales.

La medicina natural incluye la receta de este jugo en casi todos sus recetarios. Y es que no es para menos, pues sus efectos sobre los huesos son maravillosos. De hecho, pocos fármacos pueden igualar los efectos de este remedio natural. A continuación te explicamos lo que debes hacer para prepararlo.

Qué necesitaremos:

– Manzanas verdes (2 unidades).

– Espinacas crudas (45 gramos).

– Pomelo sin pelar (½ unidad).

– Jengibre pelado (1 trozo).

– Apio (2 tallos).

Preparación y uso:

Elaborar este jugo no es para nada difícil. Lo único que tenemos que tener a mano es una licuadora, lo demás es pasado. Empieza lavando y desinfectante las verduras y frutas que usaras. Pica la manzana en 8 pedazos y ponla junto con los otros ingredientes en la licuadora. Añade un poco de agua y licua todo muy bien hasta obtener una sustancia homogénea y sin grumos.

Si lo que quieres, es añadirle varios cubos de hielo para que la bebida sea todavía más refrescante. Entonces una vez listo, tendrás que beber  este jugo de inmediato. De esa forma, aprovecharás todas sus propiedades de forma fresca.

Compartir