Realiza estos ejercicios de pies para aliviar el dolor de espalda en pocos minutos.

Sin duda la libertad de movimientos se esta viendo dañado por EL dolor en las caderas, las rodillas y los pies; llego el momento de ponerte en movimiento y dedicarle unos minutos a su cuerpo para que los dolores no se hagan crónicos.

El fisioterapeuta neozelandés Robin McKenzie, pudo desarrollar un programa de ejercicios que la verdad permite disimular los dolores de rodillas y también mejorar la flexibilidad y el movimiento de caderas.

Pero `para empezar aconsejamos  no dejar de hacer alguna actividad física a pesar del dolor que sienta porque es de la única manera precisamente, de aliviar el dolor. Conozcamos algunos  ejercicios que sólo le tomarán aproximadamente  20 minutos al día y que le harán notar los cambios en su bienestar.

Te puede interesar:Fortalece tus cejas y pestañas usando este milagroso tratamiento que aumentará su tamaño y volumen!

Ejercicio 1: lo primero que haremos es sentarnos en una silla, y mantener la espalda recta y los pies completamente planos sobre el suelo. Ahora tiene que Elevar suavemente la rodilla al mismo tiempo que estira la pierna hasta que pueda notar la contracción de los músculos cuádriceps.

También no olvide que tiene que mantener esta posición durante algunos segundos y vuelva lentamente a la posición inicial. Alterne con la otra pierna y repita el ejercicio 10 veces.
Ejercicio 2: ahora de pie, con las piernas completamente separadas y las manos en las caderas, haga movimientos circulares en un sentido y después en el otro. Este movimiento tiene que ser controlado e indoloro. Deténgase en algunos  caso de que sienta mucho dolor. Realice 10 giros en un sentido y 10 giros en sentido contrario.
Ejercicio 3: ahora para este necesitamos que usted se recuéstese en el piso boca arriba mientras va flexionando las rodillas. Coja  una toalla enrollada y póngalas detrás de las rodillas. Presione la toalla y mantenga la posición durante  5 segundos. Realice 3 series de 10 repeticiones en cada pierna.
Ejercicio 4: con este tienes que arrodíllarte en el suelo sobre una almohada y póngase las manos en el piso. Ahora  mantenga la espalda derecha paralela al piso. Levante un pie, sosténgalo en esta posición durante 5 segundos y vuelva a la posición original.  Alterne el ejercicio con la otra pierna y repítalo entre 6 y 10 veces.

Ejercicio 5: Siéntese encima de un banco o en el borde de la cama. Extienda una pierna hacia delante sosteniendo el otro pie en el piso. Mantenga todo el tiempo la espalda recta. Ahora Inclínese hacia adelante sin encorvar la espalda hasta sentir un ligero estiramiento en la parte trasera de la pierna extendida. Mantenga esta  posición durante 30 segundos. Repita este ejercicio 3 veces y después  alterne con la otra pierna.

Ejercicio 6: esta vez de pie, apoye una mano encima de una silla o sobre un mueble para mantener el equilibrio.

Que las piernas queden bien juntas y la espalda completamente recta, flexione una rodilla, procure  llevar el pie hacia atrás y coja con la mano libre el pie mediante algunos segundos hasta sentir un ligero estiramiento del músculo. Sostenga la rodilla junto a la otra.

Mantenga la posición durante 30 segundos y repita este ejercicio tres veces alternando con la otra pierna.

Compartir