Esta es la forma correcta en la que debes preparar el agua de avena para quemar la grasa acumulada en el abdomen.

La avena es uno de los alimentos conocidos como súper alimentos, ya que su concentración en nutrientes, vitaminas y minerales es bastante alto. Además de estos beneficios también puede servirte para rebajar y dar unos cambios sorprendentes a nuestro y salud.

Siempre quizás has escuchado hablar del agua de avena para rebajar de peso y sus mágicos beneficios, ya que es un comestible fundamental para tener una gran dieta balanceada, si sobre todo es lo que quieres bajar de peso. En la avena podrás encontrar bastantes beneficios para la salud tales como regular el colesterol en la sangre, mantener un equilibrio en la presión arterial, sobre todo tener un bien ritmo cardíaco.

Consumir avena a nuestro cuerpo nos da vitamina en el cerebro y en el cuerpo la avena es el mejor nutriente en la cadena de nutrición alimenticia vamos entonces a explicarle el procedimiento de que debemos hacer.

Pero si lo que quieres es rebajar de peso y quemar tu grasa abdominal y del cuerpo, a continuación te mostraremos una forma muy sencilla y fácil de preparar el agua de avena para aprovechar sus grandes beneficios y sus propiedades en el proceso del adelgazamiento funciona un 100% en rebajar de peso ya no gastes más dinero en productos para rebajar de peso aquí tienes la solución natural.

Como preparar el agua de avena para sacer sus mejores resultados.

Necesitarás  1 taza de avena orgánica integral, 1 cucharada de esencia de vainilla, 6-8 tazas de agua purificada, 1 pizca de canela en polvo y 1/4 de miel orgánica.

Elaboración: Deja en remojo la avena por siete horas, luego, una vez pasado ese tiempo, se cuela la avena, limpiándola además de esto con agua pura a fin de que suprimas los anti-nutrientes y también inhibidores de enzimas que libera a lo largo del remojo.

Luego de haberla limpiado y escurrido, se licúa con la miel, canela y vainilla con el agua. Entonces viértela en una jarra (la puedes colar) y sírvela con hielo al gusto. Se recomienda consumir un vaso de agua de avena con un desayuno ligero, y diez minutos antes del almuerzo.

Puedes tomar el agua de avena una o dos veces al día, preferiblemente bebiendo el primer vaso en ayuna. La primera semana puedes tomar el agua de avena todos los días, luego puedes tomarla un día sí y un día no.

Compartir