5 sencillos ejercicios para aliviar el dolor de espaldas, rodillas y caderas a través de los pies.

Nuestros pies forman parte esencial de nuestra anatomía, ya que nos brindan soporte y estabilidad. Pero lo que no muchos saben es que a través de ellos también podemos aliviar algunos dolores de ciertas partes del cuerpo.

Así como lo oyes, los pies son una pieza clave para manejar una buena circulación. Es por ello que los médicos recomiendan tanto el caminar. Realizar ejercicios que involucren los pies ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, aparte claro de que fortalece los músculos y mejora la condición de los huesos.

Cada vez es más común encontrar personas que están padeciendo este tipo de problemas en alguna parte de su cuerpo, por eso hoy queremos compartir contigo 5 asombrosos ejercicios que te ayudaran a disminuir los dolores de caderas, espalda y rodillas a través de tus pies.

5 Ejercicios para aliviar los dolores de espalda, cadera y rodillas.

Estos ejercicios no requieren que visites el gimnasio, incluso algunos los puedes realizar en la oficina ya que no requieren más que disposición y constancia. Toma nota de los ejercicios que te damos a continuación.

Subir los talones.

Muy fácil! consiste en colocar los pies en un escalón de forma que los talones no lo toquen. Luego sube y baja el escalón unas 10 veces. Con esta acción estarás ejercitando los músculos y los ligamentos que se encuentran cerca del talón, ayudando así a disminuir el dolor de los pies. Este ejercicio lo puedes realizar unas 5 veces por semana.

Estirar el arco.

Primero toma asiento en una silla y coloca un pie en la rodilla. Luego toma los dedos de los pies y estíralos suavemente hacia atrás.  Con esto estarás estirando el tendón y el tejido muscular que conecta el tendón con los dedos. Realiza este estiramiento durante 10 segundos, 10 veces en cada pie unas 4 veces por semana.

 Estiramiento de dedos.

Este ejercicio consiste en estirar los dedos con ayuda de una banda elástica que debes colocar alrededor de ellos y tratar de separarlos. Debes hacer esto durante 5 segundos, 10 veces en cada pie unas 5 veces por semana.

Ejercicio con pelota de tenis.

Coloca debajo de tu pie una pelota de tenis y haz presión durante un minuto. Luego cambia de pie para que tu circulación se regularice.

Mover una toalla con los pies.

Por último, no se podía quedar el ejercicio de la toalla. Solo debes colocar una toalla pequeña en el piso y tratar de tomarla con los dedos de ambos pies. Una vez lo hayas conseguido, vuelve a poner la toalla en el piso y repite el proceso 5 veces con cada pie unas 3 veces por semana.

Compartir