Depura el organismo y acelera el metabolismo incluye estas recetas en tu plan de adelgazamiento. Perderás peso como nunca!

En todo plan de adelgazamiento siempre se hace más difícil eliminar la grasa que se acumula en el abdomen. La razón es muy simple, un metabolismo lento para realizar el proceso de digestión de los alimentos que se consumen.

El metabolismo lento es una de las principales razones por las cuales no podemos perder peso aunque nos matemos de hambre y ejercicios. Quienes tienen este problema, difícilmente perderán peso o le tomará más tiempo, que aquellos con un metabolismo normal. Para que tus esfuerzos no sean en vano, lo primero que debes hacer es desintoxicar tu organismo para regular el el tránsito intestinal.

También te puede interesar: Conoce el analgésico natural que funciona como la morfina y que tienes en el patio de tu casa.

Una digestión rápida y eficaz es sin dudas el primer paso para adelgazar. Si pasas por este problema, te damos una lista de aquellos alimentos que debes consumir para que tu organismo trabaje a tu mismo ritmo. Debes tener presente que para que estas ideas te sirvan debes acompañarlas de una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales y cero frituras, alimentos con harina o azucares refinados.

Además de la alimentación procura realizar alguna actividad física durante tu día, no debes matarte con los ejercicios. Con solo 30 minutos corriendo, caminando, montando bicicleta, nadando o cualquier otro ejercicio será suficiente.

Mejores complementos dietéticos naturales para acelerar el metabolismo y perder peso.

Limón con agua tibia.

El primero de los remedios caseros que te mostramos es un clásico, todos conocemos los beneficios de esta bebida para quemar grasa, incluyendo el abdomen.  Solo debes tomar un vaso de agua tibia con el zumo de un limón en la mañana 5 o 10 minutos antes de desayunar, con ello desintoxicas el organismo y regulas la digestión.

Además sirve para depurar el estómago de los desechos acumulados y va a limpiar los intestinos y el colon. De esta manera tu abdomen se reducirá considerablemente.

Jugo de arándanos.

Los arándanos poseen ácidos que funcionan como enzimas digestivas. Estos ayudan a la digestión y eliminan los desechos linfáticos.  Toma una taza de este jugo y agrégale 7 tazas de agua. Consumir  antes de las comidas.

Te de jengibre.

El jengibre es un digestivo natural y además es un alimento termo génico. Lo que significa que aumenta la temperatura del cuerpo logrando así quemar la grasa de manera más efectiva. Prepara un té de jengibre. Coloca un trozo de este vegetal en 5 tazas de agua y deja hervir durante 10 minutos. Retira del fuego y agrégale una cucharada de jugo de limón y una cucharada de miel. Mezcla bien y tomate una taza cada mañana antes del desayuno.

Aceite de pescado.

El aceite de pescado es una fuente por excelencia de ácidos grasos y omega 3 que son grandes descomponedores de grasa especialmente la que se aloja en el estómago  y que el jugo gástrico no es capaz de procesar. Solo debes tomar una cucharada de aceite de pescado al día y es suficiente para ayudarte a eliminar la grasa del vientre. Si te resulta desagradable  puede hacerlo consumiendo pescado como salmón, caballa y atún.

Semillas de chía.

Si eres de los que no te gusta el pescado la chía es un excelente sustituto de este ya que son ricas en omega 3, antioxidantes, calcio, hierro y fibra dietética que brinda saciedad por más tiempo. Con solo una cucharada de semillas de chía diaria obtiene una gran dosis de vitaminas esenciales y es una poderosa quema grasa. Puedes añadirlas a un batido, ensalada, sopas, salsas o yogurt, pues no poseen ningún sabor.

Compartir