Cuando conozcas esta información, jamás volverás a tirar la cascara de a cebolla. Esto es lo que puede hacer!

Desde los tiempos de nuestros ancestros más viejos, la medicina natural ha tenido gran aplicación en nuestras vidas. Incluso puedo recordar como mi abuela sabia que fruta, vegetal, hierba etc., servía para cada problema de salud.

En aquel momento me parecía algo increíble de creer, pero he descubierto que tenía mucha razón, incluso si nos ponemos a pensar muchos de los medicamentos profesiones son desarrollados a base de productos de la naturaleza. Estos contienen propiedades, que utilizados de la manera correcta pueden ser de mucha ayuda en nuestras vidas.

Muchas veces por no conocer los beneficios que estos tienen los mal aprovechamos o los tiramos a la basura, y es que no solo no se utiliza una parte de ellos,  en muchos casos podemos sacar resultados de sus hojas y cascaras. Hoy queremos hablarte específicamente de un ingrediente muy común en todas las cocinas, la cebolla.

Comúnmente usamos las cebollas para condimentar nuestros platos y acompañar algunas comidas, pero su cascara va directo al zafacón. Pero lo que no sabes es que estas contienen propiedades especialmente curativas, pues contiene propiedades diuréticas, reguladoras del azúcar en la sangre, expectorante y cardioprotectora. Además previenen infecciones, combate la obesidad, el reumatismo y contiene vitaminas A y C.

Como utilizar la cascara de cebolla para cuidar de tu salud.

Para descongestionar la nariz tupida: Toma la cáscara de cebolla y colócala en un recipiente con 2 tazas de agua, lo llevaras al fuego hasta dejarlo hervir, respira el remedio por un lapso de 3 a 4 minutos y verás como la congestión nasal desaparecerá. Es perfecto para los resfriados y rinitis aguda.

Para la bronquitis: El agua de las cáscaras de cebolla colocada en compresas puede aliviar grandemente tu bronquitis. Debes tomar las compresas de agua de cebolla y colocarlas en tu garganta por al menos 15 minutos. Pronto la tos desaparecerá.

Elimina las enfermedades dérmicas: Tritura la cáscara de la cebolla y mezclar la con vaselina. Una vez realizada la mezcla te la aplicaras en las zonas manchadas, con heridas u hongos durante dos veces al día, por los 7 días de la semana y diles adiós a esas molestas imperfecciones.

Mejora las enfermedades de vejiga y riñones: Tomar una cucharada de agua de cáscara de cebolla por 3 o 4 veces al día hará que tus riñones trabajen correctamente y tu vejiga estará sana.

Reduce el colesterol: Debes preparar el agua de piel de cebolla y agregarle un poco de miel si es de tu agrado, lo beberás una vez al día por dos semanas. Con esa infusión tus niveles de colesterol bajaran hasta estar en los números correctos. El hecho de que se tome este remedio, no quiere decir que deba abandonar sus prescripciones médicas.

Compartir