Cuando sepas lo que pueden hacer por tu salud las hojas de aguacate empezarás a consumirla todos los días.

Gracias a sus propiedades, el aguacate ofrece grandes beneficios a nuestra salud. Este no solo se puede utilizar como medicina natural, sino que también ayuda al cuidado de la estética.

Entre sus cualidades más conocidas están su capacidades para calmar y sanar dolencias comunes del cuerpo. Además contienen propiedades antioxidantes y propiedades astringentes que ayudan a mantener la piel joven y hermosa naturalmente.

Estas son perfectas para tratar resfriados, gripes, dolores de estómago, la artritis, la depuración renal , la desintoxicación, es diurético, bueno para la gota, anti-inflamatorio, controla la presión arterial alta, dolor de muelas , funciona bien para la diarrea, e incluso ayuda a regular los períodos menstruales y para el tratamiento de los síntomas de la menopausia.

Preparados en té, las hojas de aguacate resultan de maravilla  para aliviar los síntomas de la enfermedad renal. Al aprovechar sus propiedades diuréticas se puede limpiar los riñones de impurezas y toxinas para que puedan funcionar mejor cuando se trata expulsar residuos fuera del cuerpo.

Las hojas tienen una propiedad medicinal y la capacidad de matar las bacterias de Staphylococcus, Pseudomonas, Proteus, Escherichea y Bacillus. Sin embargo sus beneficios más destacados son el alivio casi instantáneo que ofrece ante diferentes tipos de dolores del cuerpo como dolor de muelas, dolores de cabeza, disminuir los dolores de espalda y los calambres menstruales. Algunos incluso encuentran alivio bebiendo una taza para mitigar sus migrañas.

¿Cómo preparar el té de hojas de aguacate?

Lo primero es poner a hervir 3 hojas de aguacate en dos tazas de agua durante 10 a 15 minutos. Deja enfriar el líquido y endulza con un poco de miel o stevia. Toma 1 o 2 tazas por día para mejorar su salud. También podría mojar un paño de algodón en el té caliente y lo utilizan para limpiar la piel.

Este articulo es solo informativo de ninguna forma actúa como sustituto medico o de algún tratamiento recomendado por tu doctor. Recuerda que antes de tomar este o cualquier otro tratamiento natural, debes conversarlo primero con tu medico.

Compartir