2 Métodos seguros y fáciles para desbloquear el nervio ciático que debes conocer.

El nervio ciático es el más extenso del cuerpo, este empieza en la columna lumbar y se extiende por todas las extremidades hasta llegar a los pies. Es por ello que cuando tenemos algún inconveniente con él, todas nuestras actividades se pueden ver paralizadas.

El dolor causado por algún bloqueo del nervio ciático puede llegar a ser realmente insoportable. Este dolor se caracteriza por ser fuerte y constante, en muchas ocasiones, incluso paralizante. Principalmente afecta personas de la tercera edad y mujeres embarazadas, pero su presencia no es exclusiva de esto renglones.

Un inconveniente con este padecimiento es que cuando este nervio comienza a deteriorarse, los músculos de las piernas y las caderas comienzan a perder flexibilidad y elasticidad, y esto es justamente lo que ocasiona los fuertes y agudos dolores particulares del padecimiento. En ocasiones, el dolor ciático suele asociarse con el proceso de contracción muscular, el cual ocurre en una etapa determinada de la vida de cualquier persona, después de los  30 – 35 años.

Lo más normal cuando sentimos algún dolor extraño en nuestro cuerpo es acudir de inmediato a nuestro medico, y en cualquier caso es lo correcto. Si recurres a ellos por un dolor en el nervio en cuestión, seguramente te recetara algunos medicamentos para combatir el dolor y la inflamación. Sin embargo este tipo de tratamiento no siempre funciona como se espera, y pueden terminar afectando otras partes del organismo.

Pero también para combatir esta afección existen muchas técnicas realmente efectivas que no incluyen para nada e uso de medicamentos. Hoy te hablamos de dos métodos que debes probar y que seguro te encantarán.

Se tratan de unos ejercicios cuya finalidad es ayudarte a estirar y descontracturar los músculos cercanos al nervio ciático, para así desbloquear el nervio mismo, eliminar la tensión y aliviar el dolor.

Ejercicio 1 para aliviar el dolor del nervio ciático. 

Recuéstate sobre una superficie plana, y levanta la pierna dolorida, doblandola despacio hacia arriba. Lleva la pierna hacia tu hombro lo más que puedas, y al sentir la tensión, mantén la postura por al menos unos 30 segundos. Finalmente vuelve a estirar la pierna en la superficie, y repite 2 veces más el procedimiento.

Ejercicio 2 para aliviar el dolor del nervio ciático:

Recuéstate sobre una superficie plana, dobla tus rodillas y sujetándolas con tus manos, llévalas hacia el pecho lo más que puedas, manteniéndo la pelvis siempre en el suelo. Cruza las piernas como se muestra en la figura, y tira de una de ellas (la que no te duela), manténla estirada durante 30 segundos. Vuelve a la posición inicial y repite el ejercicio 2 veces más.

Para tratar los problemas relacionados al nervio ciático es importante movilizar los músculos, flexibilizarlos, aflojar tensiones y por sobre todo, ser constante en la realización diaria de los ejercicios.

Compartir